Luis Vitale: Contribucion a una Historia del Anarquismo en America Latina

Extraccion del  escrito de Luis Vitale, donde se refiere al anarquismo en Perù: Contribucion a una Historia del Anarquismo en America Latina.

Luis Vitale

Contribucion a una Historia del Anarquismo en America Latina

Ed. Instituto de Investigación de Movimientos Sociales

“Pedro Vuskovic”

Santiago 1998

PERU

En Perú, el anarquismo también ejerció una vasta influencia en el movimiento campesino e indígena. Respaldaron a la Federación de Obreros Panaderos “Estrella del Sur” (1904) y a los portuarios de El Callao. En 1907, los hermanos Lévano y otros trabajadores, como Romilio Quesada y Luis Felipe Grillo fundaron, junto con el grupo “Humanidad”, el Centro de Estudios Sociales “Primero de Mayo”. El anarquista Julio Reynaga contribuyó a organizar a los obreros azucareros de Trujillo, al norte de Perú. Luego surgió el grupo de “Luchadores de la Verdad”, orientado por Abraham Guerrero, obrero de la construcción, creador del periódico ”La Protesta”. Esta consecuente labor culminó en la creación de la Federación Obrera Regional Peruana en 1913, año de la primera huelga general. En 1919, anarquistas contribuyeron a la fundación del Comité Pro-abaratamiento de la Subsistencia, liderado por el ebanista Nicolás Gutarra.25

Su principal portaestandarte fue Manuel González Prada, quien escribió en los periódicos anarquistas “Simiente Roja”, “El Hambriento”, “Redención”, “La Antorcha”, “El Rebelde” y “El Ariete”. Sus artículos, escritos entre 1904 y 1909, fueron reunidos en 1936 en un libro titulado

Anarquía.En Hora de Lucha, manifestaba: “No se concibe un

revolucionario a medias; quien lucha por el individuo contra el Estado, tiene que luchar por el individuo contra la iglesia (…) Cuando Diderot daba el consejo de ‘ahorcar el último rey con los intestinos del último sacerdote’, expresaba gráficamente la idea de emprender una acción doble o paralela sin divorciar las cuestiones religiosas de las cuestiones políticas”.26

González Prada se preocupó de la relación etnia-clase, poniendo al desnudo la explotación de los indígenas y las diferentes manifestaciones de discriminación “racial”. Este notable escritor, admirado por Mariátegui, quien tomó sus banderas indigenistas, combinaba su actividad campesina con diversas tareas en el movimiento obrero. Orador principal en el acto del 1º de mayo de 1905, en Lima junto a Manuel Caracciolo Lévano, anarquista de origen italiano. La Federación Anarquista del Perú manifestaba: “En 1904, debido al tesón de los compañeros anarcosindicalistas Caracciolo Lévano, Fidel García Gacitúa, Urmanechea y Delfín Lévano, hijo de Caracciolo, se organizó la Unión de Trabajadores Panaderos (…) en 1906, apareció en Lima el periódico “Humanidad”.27

Los anarcosindicalistas contribuyeron a crear en 1919 la Primera Central Sindical peruana, de preponderante actuación en la huelga general de ese año por la conquista de la jornada de 8 horas. “Se nos viene la comuna, exclamaron miembros del gobierno ministerial de José Pardo”.28

Los anarquistas ejercieron gran influencia hasta principios de los años 20, en que comenzaron a ser desplazados por el aprismo y los socialistas revolucionarios de Mariátegui.

25 DENNIS SULMONT: El movimiento obrero en el Perú, Lima, 1975.

26 MANUEL GONZALEZ PRADA: Páginas libres. Hora de lucha. p. 346 y 347, Biblioteca

Ayacucho, Caracas, 1976.

27 El anarco sindicalismo en el Perúen Tierra y Libertad, México, 1961.

28 CESAR LEVANO: Mariátegui, la revolución de octubre, Ed.Siglo XX, Lima. 1977, p. 29.

This entry was posted in Anarco-sindicalismo, Anarquismo, Libros. Bookmark the permalink.